MASAJES Y FLORES DE BACH
a cargo de
Susana Ruíz Velasco [+ info]

Masaje:

Las manos son la herramienta del alma, antenas de emisión y recepción de energía e información. Cada masaje es un regalo de un cuerpo entregado a ellas y la oportunidad de ser un canal de sanación, tanto para ese cuerpo como para el mío propio, una oportunidad de desarrollar el empleo del potencial terapéutico de la interacción energética humana.

Los masajes mejoran la circulación sanguínea gracias a una mejora del transporte de oxígeno y nutrientes a las células, lo que hace que los desechos se eliminen más fácilmente. Reordenan el flujo energético. Facilitan el descanso nocturno y reducen el estrés y la ansiedad. Cargan de pensamientos positivos y mejoran nuestro aspecto físico.

Una de las funciones más importantes del quiromasaje es proporcionar a quien lo recibe relajación y bienestar, propiciando así un estado mental receptivo y terapéutico que ayuda a restablecer el equilibrio orgánico. Además:

  • Favorece el sueño.
  • Relaja y elimina el estrés.
  • Proporciona calma, seguridad y confianza.
  • Alivia la tensión psicofísica.
  • Genera un sentimiento de bienestar que libera energía positiva y optimismo.

Flores de Bach:

Las Flores de Bach, su principal objetivo es equilibrar la energía de nuestro cuerpo , equilibran las emociones y tratan los estados mentales negativos, devuelven la armonía a la mente y, de este modo, permiten que las defensas naturales del cuerpo actúen con mayor facilidad.

La Terapia de Flores de Bach, se basa en un conjunto de 38 esencias florales que normalmente se toman por vía oral en pequeñas dosis y cuyo efecto es el de equilibrar nuestras emociones. No contienen materia orgánica, su acción es a nivel energético, por lo que no producen reacción alérgica alguna ni interactúan con otros medicamento por lo que son completamente seguros. Su valor terapéutico ha sido reconocido últimamente por la O.M.S.

Las 38 Flores de Bach son de gran ayuda en casos de:

  • Depresión.
  • Ansiedad, pánico y miedos.
  • Sentimientos de culpa.
  • Nerviosismo, impaciencia.
  • Pensamientos compulsivos y conducta obsesiva.
  • Insomnio.
  • Celos, envidia, falta de confianza.
  • Irritabilidad, rabia, resentimiento.

Las Flores de Bach sirven además de apoyo en el proceso de crecimiento personal ayudándonos a superar situaciones de estancamiento. Su efecto es suave y sutil. Son un aliado maravilloso para desarrollar la capacidad de escucha interior y de vivir más cerca de nuestro ser auténtico.

 

Susana ofrece diferente tipo de sesiones de terapia física y/o energética:

  • Masaje relajante y descontracturante.
  • Terapia con Flores de Bach.
  • Masaje relajante y flores de Bach.
  • Masaje relajante con aromaterapia y piedras para el equilibrio de chakras.