TERAPIA INDIVIDUAL

En terapia individual la persona recorre un proceso de aprender a darse cuenta de lo que hace y cómo lo hace, por eso ha de ser esencialmente activo y responsable. Va a aprender a descubrir y lograr sus objetivos, y satisfacer sus necesidades a través de sus propios recursos. La persona es tratada como una totalidad, atendiendo a lo que piensa, siente y hace. La persona terapeuta acompaña, apoya lo sano y frustra las conductas insanas o neuróticas. La persona aprende a observarse y a experimentar sus conductas prestando conciencia a las mismas, solo así podrá producir cambios en su vida. Que sienta, piense y actúe de una forma integrada y lo más armónicamente posible. El objetivo de la terapia, en palabras de Perls (creador de la Terapia Gestalt), es que la persona alcance la madurez y consiga pasar del apoyo ambiental al autoapoyo.